Inicio Creatividad Crónica de un domingo perfecto

Crónica de un domingo perfecto

7 minuto leer
Comentarios desactivados en Crónica de un domingo perfecto
0
579
el fin de semana perfecto

Es domingo. Me levanto sin el despertador a las 7 am, después de eliminar lo “que el cuerpo no necesita” y peinarme un poco leo durante poco más de media hora mi libro de la semana: “El infinito en un junco, de la española Irene Vallejo, una maravilla.

7,15 am: Blondie, nuestra gatita recién rescatada nos brinca en la panza y empieza a ronronear. Mi esposa se despierta y le empieza a hacer piojito a la mínina. Comienza nuestra sesión de “patitas” donde le doy masaje a sus pies cansados con mi talón huesudo (¡su cara de modorra y éxtasis!).

7,40 am: Me levanto finamente para hacer ejercicio unos 40 minutos en la caminadora mientras escucho varios podcasts favoritos; terminando lavo los trastes de la noche anterior y le dedico un tiempo a descalcificar la cafetera.
Tomo mi primer café del día: un lungo con medio pan de dulce.
Sigo escuchando otros podcasts mientras estoy en la regadera y me arreglo.

10 am aprox…. Prendo finalmente la computadora, borro correo spam, leo los correos más importantes y mando un saludo matutino a la familia y amigos muy cercanos. Organizo mis pendientes porque quiero avanzar algunas cosas para no arrancar el lunes estresado.

11 am: mi esposa me invita a desayunar barbacoa con mi suegro, en el tianguis cercano a casa. Desayunamos sabroso y terminando vamos a su casa para arreglar un asunto del tanque de gas y el boiler. ¡Talacha terminada, check, suegro feliz!

12.30 pm… Regreso a la computadora y empiezo con la lista de las tres cosas prioritarias que quiero avanzar. Me daré descansos de 10 minutos para estirar las piernas, hacerme otro café, etc…

Mientras tanto ella también avanza sus pendientes. A veces está muy cansada y prefiere echarse una siesta o ver su programa favorito (así en la noche podemos ver algo que realmente nos guste a ambos).

3 pm. A esa hora calculo que nos pondremos a cocinar algo sencillo. Afortunadamente hay mucha comida en el refri de lo que compré ayer; tal vez haga una pasta o una ensalada.
Nos gusta mucho cocinar juntos mientras escuchamos música que nos gusta y platicamos lo relevante de la semana: “oye Siri, pon música ochentera pop”.

4.30 pm… Terminamos de comer y vamos a la recámara a leer un rato juntos. Nos ganó el sueño y despertaremos amodorrados cerca de las 6 pm.

6 pm… Cada uno va a su espacio de trabajo para revisar pendientes un rato. No más de una hora y media.
Yo hago trampa y me pongo a ver un capítulo de media hora de Willow en Disney+.

7.30 pm… Vamos al pequeño mercado cerca de la casa, donde tenemos nuestra cita semanal con nuestro dealer de postres. Siempre pedimos lo mismo: un pedazo de flan y una orden pequeña de arroz con leche (como siempre, llevamos tuppers para evitar desechables).

8 pm… Regresamos y acomodamos un poco la casa. Darle un trapazo a lo más elemental. Ya será la próxima semana que hagamos limpieza profunda escuchando algo de música o podcasts.

9 pm… Cenamos temprano y dejamos a mi suegro viendo la tv en la sala. Nos vamos a otra habitación donde tenemos otra TV y seguimos con la segunda temporada de Hacks en HBO. Les damos de cenar a Blondie y Becker, nuestros gatos y Galatea, la perrita que rescatamos de un refugio hace cosa de un año. Los tres se acomodan a ver la TV con nosotros, en poco tiempo se quedan dormidos.

10 pm. Preparo el último café del día para los dos y saco los postres. Mi Nutriologo dice que no deberíamos comer postres en la noche ( en realidad, nos prohibe cualquier tipo de postres), pero hoy estamos desobientes y compartimos un pedazo de flan entre los dos.

12 hrs. Para variar, nos quedamos dormidos frente a la TV… El dolor del cuello, a veces el frío, nos despierta y decimos: “memeción”. Preparamos las camas de nuestros amigos no-humanos y vamos como zombies a dormir.

Zzzzzzz

  • El café en las mañanas

    Todas las mañanas me despierto a las 6.45 a.m., sin excusa ni pretexto. A veces el despert…
  • CLONACION

    OPUS MAGNUM

    Esperé tanto tiempo, pero jamás se cumplieron mis anhelos. Año tras año pensé: “ahora sí, …
  • TEPITO 2133 (una historia sci-fi corta)

    Barrio de Tepito, año 2133, se escucha a la distancia la misma cancioncita monótona de sie…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por David Rivera
  • ENCUENTRA LO QUE AMAS Y DEJA QUE TE MATE

    Ansioso, insomne, con osteoporosis  (nunca me gustó la leche de niño) y para terminarla de…
  • El café en las mañanas

    Todas las mañanas me despierto a las 6.45 a.m., sin excusa ni pretexto. A veces el despert…
  • CLONACION

    OPUS MAGNUM

    Esperé tanto tiempo, pero jamás se cumplieron mis anhelos. Año tras año pensé: “ahora sí, …
Cargue Más En Creatividad
Comentarios cerrados

Mira además

ENCUENTRA LO QUE AMAS Y DEJA QUE TE MATE

Ansioso, insomne, con osteoporosis  (nunca me gustó la leche de niño) y para terminarla de…